Mostrando entradas con la etiqueta Hábitos de crecimiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Hábitos de crecimiento. Mostrar todas las entradas

viernes, 22 de abril de 2016

CUALIDADES QUE CUESTAN TRABAJO ADQUIRIR, PERO QUE REDITÚAN UN BENEFICIO PARA SIEMPRE


Todo mundo piensa en grandes cambios para grandes resultados. Lo cierto es que hay hábitos y actitudes cotidianas que pueden a la larga redituar mucho más de lo que podemos imaginar en la vida. Es un hecho son habilidades o cualidades que toman tiempo, esfuerzo y dedicación adquirirlas, pero definitivamente lo invertido en ellas es oro por el resto de nuestras vidas.

1. Administración del tiempo
El arte de administrar es obtener el máximo resultado con el mínimo de esfuerzo o lograr el máximo beneficio con los recursos existentes. Todos tenemos 24 horas al día y una vida con un tiempo finito. Hay quienes de manera simplista listan las cosas que debes hacer en la vida: tener hijos, escribir un libro, plantar un árbol…Lo cierto es que utilizamos una mínima capacidad de nuestro cerebro. Somos capaces de adquirir por lo menos 7 idiomas, tenemos potencial para procesar información vasta y difícilmente logramos un título o un grado académico. Un hijo(a) nos consume y decimos que la vida no nos da para más. Hoy como madre de 3 hijas, con un blog, un hogar, un trabajo de tiempo completo me pregunto ¿Qué hacía cuando solo me dedicaba a estudiar?.

Ciertamente estudié con mucha consciencia pero se que pude haber hecho mucho más. Hoy podría sin problema hablar por lo menos 3 idiomas más de los que hablo. Hoy tengo tiempo para el gimnasio, el vapor, mi arreglo personal, el trabajo, mi marido, la casa; honestamente no quieren saber como está mi casa los fines de semana, pero mis hijas sin duda son felices en ella. Cada día gracias a mi red de contactos descubro nuevas cosas para aprovechar el tiempo en la cocina, en las fiestas, las reuniones con amigos y familiares, el tiempo con los hijos, el desarrollo personal. Nosotros decidimos que hacer con las 24 horas. Por su puesto una parte es la planeación, otra es la productividad, y el enfoque claro para sacarle todo el jugo a cada segundo.


2. Empatía
Es muy común ser mal interpretados o mal interpretar a las personas por no tener suficiente empatía. No contamos con la habilidad cognitiva para entender el universo emocional de otra persona. Nadie puede saber lo que somos, sentimos y pensamos por solo mirarnos a la cara. Para ello necesitamos auto-conciencia, control emocional, motivación y respeto sellados por auténtico interés de conectar. En el momento en que consideramos que no es necesario o importante conectar con el otro perdemos el potencial del intercambio. Todos grandes y pequeños, amigos y enemigos, ricos y pobres, jóvenes y ancianos tenemos mucho que crecer en interacción. El otro es el único camino al desarrollo auténtico. Quien considere que puede lograrlo sin “el otro”, se equivoca. El caso es que con frecuencia nos equivocamos descontando, ignorando a muchas personas a nuestro alrededor. Tristemente perdemos oportunidades valiosas de desarrollo personal por no interactuar con el mayor número de personas posible.

3. Sueño y alimentación
El descanso y la alimentación son las fuentes principales de energía para nuestro organismo. Del buen manejo de estas fuentes de energía depende lo que podremos hacer con el tiempo cada día. Nuestros “gustos” son condicionados, son emocionales y de ellos depende la variedad y riqueza de nuestro sistema alimenticio. Ya comentaba en mi artículo Lo que sale de nosotros dice lo que llevamos dentro eso también aplica para la ingesta alimenticia. Llevamos a cabo ciclos y nos amarramos a ellos. Cuando rompemos un ciclo y hacemos un cambio viendo desde todo el espectro: actividad, pensamiento, alimento, descanso. Nuestro cuerpo automáticamente empieza a tomar decisiones diferentes y a comportarse diferente. A los veintitantos dormía mucho, ciertamente a esa edad el metabolismo es diferente. Lo cierto es que no podía desvelarme varios días sin sentir en el cuerpo el efecto negativo. 

A mis 47 años yo misma me sorprendo del nivel de actividad que puedo tener. Por su puesto ese cargar baterías se nutre también de una actitud de trabajo y del siguiente punto. Si tienes muchas metas en mente y quieres ver resultados, cuando te agotas, tomas una pausa, comes algo rico y saludable y sigues porque tienes bien claro en mente lo que esperas lograr, que mucho vale la pena.

4. Enfoque a resultados
He mencionado antes que la motivación es de los perdedores. La motivación nos ayuda en un momento a iniciar, pero no podemos depender de ella. Es posible manipular y condicionar la motivación, pero es un hecho que en algún momento andaremos de capa caída, tendremos cansancio, tendremos viento en contra, habrá situaciones que librar. Es justo en este momento cuando visualizar los resultados nos nutre, nos hace encontrar la estrategia y el camino: tomar las energías de donde sea posible y cuando no lo es; hacer ese extra cada día que el día de mañana nos colocará donde esperamos estar.

5. Consistencia
Hacer una dieta y luego volver a los hábitos de siempre no sirve para nada, ir a correr una milla para entrar al vestido de graduación y después olvidarse del ejercicio tampoco sirve de mucho. Dejar de fumar durante el embarazo y en cuanto nace el bebé volver al cigarro; no hace ningún cambio que valga la pena en nuestras vidas. Podrán recordar la época en que cabían en los jeans, la gran carrera que hicieron en el año equis. Pero la vida no es un evento aislado sino una serie de experiencias coherentes con una filosofía de vida, una serie de valores que nos sostienen e impulsan en todo momento independientemente del estado de las cosas. No se hace algo solo porque está de moda o es el camino fácil. Las decisiones de vida deben plantarnos en una dirección y enriquecernos en todos los aspectos de nuestra vida. No se puede amar a una persona y ser grosero(a) y arrogante con miles. No se puede ser generoso con las asociaciones de ayuda y tacaño con los hijos y amigos. Peor aún tacaños con nosotros mismos.

6. Saber pedir ayuda
El orgullo solo nos sirve para hacernos mas pequeños de lo que podemos ser. Aceptar y pedir ayuda es realmente un acto que requiere grandeza interior. No cualquiera es capaz de hacerlo. Equivocadamente también creemos que solo los superiores o “grandes” pueden ayudarnos. Realmente podemos recibir ayuda invaluable de cualquier persona. Recuerdo un fin de semana en Xochimilco con un grupo de compañeros Americanos. Uno de los profesores me tomaba de la mano al bajar del transporte, al cruzar la calle, me ayudaba continuamente. Las chicas un poco celosas o tal vez en broma dijeron: ” George is such a gentelman with Grace”. “Jorge es todo un caballero con Grace”. Y él les respondió sin miramientos. ” Entre un grupo de tantas mujeres independientes parece ser la única que acepta la gentileza sin ofenderse”. Y es cierto, una de ellas recientemente en su Facebook escribió furiosa como casi todo mundo la quería ayudar en el super con sus bolsas solo porque estaba embarazada diciendo: ” no estoy discapacitada!, solo estoy embarazada”.

Son pocos los hombres que ceden su asiento en transporte público para una mujer hoy en día, pero he visto algunos hacerlo y a las mujeres rechazarlo diciendo que ya van a bajar. Si me lo ceden así sea un minuto lo tomo con agradecimiento. En el gimnasio siempre pido ayuda. Es cierto no siempre recibes la respuesta esperada, pero la gran mayoría de las veces si.

7. Callarse y/o hablar cuando es necesario
Consejo no pedido no es bien recibido. Tratar de arreglar el mundo, ver la paja en el ojo ajeno; es muy común. Nos hace cosquillas la lengua por decir lo que pensamos. Debemos tener claro que los defectos que vemos en el otro son proyecciones de nuestros propios defectos. Por otro lado ver en las vidas ajenas lo que está mal nos quita tiempo valiosos para enfocarnos en las propias que hay que trabajar. Si nos ponemos del otro lado, con empatía. Nos damos cuenta que lo que vemos que hacen; evidentemente tiene una razón de ser, por equivocado que nos resulte. Si alguien abiertamente nos pide consejo, ayuda, entonces es importante hablar con sinceridad.

No soy la más linda, ni suave para decir las cosas, pero también he aprendido a quedarme callada cuando no se solicita mi opinión. Ni siquiera con la familia o los más cercanos es posible hablar y hacer que el mensaje llegue como esperamos. Tiene mucho que ver el aspecto emocional y los miedos de la otra persona aunado a los nuestros. El auténtico proceso de comunicación es verdaderamente complejo. Hay emociones que no vale la pena compartir o que el compartirlas lleva a conflicto. No tenemos que compartir todo el proceso de pensamiento, a veces solo el resultado es suficiente.

8. Escuchar
Tiene un poco que ver con la empatía, pero en el escuchar está ir un poco mas allá de lo que las palabras dicen. Hay que escuchar con el corazón, y con todos los sentidos. Solemos quedarnos con las palabras y reaccionar en función a ellas y nuestras limitadas percepciones. Si aprendemos a oír mas allá de las palabras, la intención detrás; sin prejuicios o estereotipos, con verdadera empatía resulta sorprendente lo que aprendemos. No siempre es posible, esto depende también del nivel o canal en que se encuentre la otra persona. 

Hay veces que el diálogo es literalmente imposible; cuando estamos emocionalmente muy afectados. En estos casos es mejor alejarse hasta estar en condiciones de volver a entablar el diálogo. Si lo que oímos nos afecta, nos ofende. No necesitamos exponernos, tenemos todo el derecho de alejarnos y protegernos.

9. Tener suficientes recursos
Ser vastos en recursos puede ser en el sentido financiero y/o humano. Pero en este caso no implica necesariamente tener mucho dinero o muchas personas que hagan cosas por nosotros. Implica ser lo suficientemente inteligente para conseguir lo que necesitamos. Podemos pedir ayuda; patrocinios, podemos unirnos a una causa, una asociación o partido que tenga fondos para la tipología de actividades que llevamos a cabo. Podemos crear nuestra propia fuente de recursos. En un centro de idiomas donde trabajé hace muchos años tenía la necesidad continua de reclutar maestros para los cursos básicos. El sueldo era poco y no era fácil conseguir gente capacitada por ese sueldo en el tiempo que requería. Implementé un curso de formación de profesores y desde entonces ese centro de idiomas se alimenta de sus propios profesores. Organizando un congreso de Administración con un presupuesto de 500 pesos implementé talleres con ponentes de re-nombre y obtuve suficientes recursos para el congreso, y la coordinación de la carrera. Las ideas están siempre a la mano esperando que las aprovechemos. 

10. Valentía
La vida es de los valientes. En mi artículo El miedo y su efecto en nuestra vida explico el aspecto biológico y emocional del miedo. Es parte de nuestra naturaleza y existe en diferentes modalidades. Tiene un sentido de ser y lo ha tenido siempre a lo largo de la historia. No es evitando el miedo que podemos vivir en paz. Sino actuando a pesar de él. Sin duda enfrentar nuestros miedos, coquetear con ellos nos fortalece. Para vivir sin miedo tenemos literalmente que tener un daño cerebral que no es por mucho el objetivo. Tendremos miedo, pero no debe ser tal que nos impida vivir, crear, disfrutar. existir.


Imagen y titulo adaptados para "DE TODO UN POCO"
Texto original de Graciela Valdez Vera de su blog >  Gracielavaldezvera.com


PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL
VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO

martes, 19 de abril de 2016

20 SEÑALES QUE INDICAN QUE ESTAS TENIENDO ÉXITO EN TU VIDA aún cuando sientas que no lo tienes.


De vez en cuando todos sentimos que fallamos. Si bien este es un sentimiento normal, es necesario que encuentres una manera de verte a ti mismo y a tu vida desde una perspectiva diferente. Muchas veces, ignoramos las “pequeñas cosas” que demuestran que vamos por un buen camino.

Que no seas millonario, no vivas en una mansión o no manejes un auto costoso, no significa que en realidad hayas fallado. Si no, todo lo contrario.

Aquí te mostramos 20 señales de que estás teniendo éxito en tu vida:


1. Tus relaciones son menos dramáticas de lo que solían ser.
El drama no es signo de madurez. A medida que crecemos, deberíamos madurar. Por lo tanto, si tus relaciones del pasado estaban teñidas de drama y has logrado superar eso, entonces has tenido éxito.

2. Has perdido el miedo a pedir ayuda y respaldo.
Pedir ayuda no significa ser débil. En realidad, es una fortaleza. Ninguna persona, ha tenido éxito estando totalmente aislada. Se necesita un equipo para lograr los propósitos. Pedir ayuda es un signo que muestra que has crecido como persona.

3. Has elevado tus estándares.

Ya no toleras el mal comportamiento –ni de otros, ni de ti mismo. Te mantienes cerca de las personas que se hacen responsable de sus acciones y has alejado de tu vida a las personas que “vampirizan tu energía”.

4. Dejas ir a las cosas que no te hacen sentir bien.
Esto no es narcisismo a pesar de que pueda parecerse. Amarse a sí mismo es en realidad sinónimo de éxito. Ámate lo suficiente como para decir no a las cosas que no te hagan feliz, que no sirvan a tus propósitos o te hundan.

5. Hay momentos en los que aprecias lo que ves en el espejo.
Idealmente siempre deberíamos apreciar a quien vemos en el espejo. Pero eso no siempre pasa, si esos momentos se han incrementado, entonces es una señal de éxito. Ámate a ti mismo. Eres fantástico.

6. Has aprendido que los contratiempos y las fallas son parte del crecimiento.
Nadie puede tener éxito todo el tiempo. Eso no es posible. La vida se trata siempre de tener victorias y pérdidas. Por lo tanto, mira tus contratiempos como piedras en las que puedas apoyar tus pasos en el camino que te guíe a algo mejor. En realidad, no hay contratiempos. Todo es parte del maravilloso viaje.

7. Tienes un sistema de respaldo que incluye gente que haría cualquier cosa por ti.
Si te has dado cuenta de cuáles son realmente las personas que te respaldan y has podido reconocer a aquellas personas que pretenden hacerlo, entonces has tenido éxito. Estos hallazgos son en general dolorosos, pero una vez que aprendes a ver las señales, es posible mantenerte lejos de esa gente.

8. No te quejas mucho.
Te has dado cuenta de que no hay nada de qué quejarse. A menos que hayas pasado por alguna experiencia terrible o pérdidas inimaginables, la mayoría de las experiencias que tenemos a diario son solamente cosas mundanas. Una persona exitosa sabe esto y viven en un espacio de gratitud.

9. Te es posible celebrar el éxito de otros.
Que otra gente tenga éxito, no te convierte en un perdedor. Aplaude a la gente que llega a la cumbre. Cuanto más positiva sea la energía que le dediques a las victorias de otra gente, más positiva será la energía que crees para ti.

10. Tienes pasiones que perseguir.
No estás estancado. Sabes que tienes algo maravilloso para contribuir con el mundo. Tienes talentos únicos. No solamente lo sabes, sino que además los persigues.

11. Tienes cosas que esperar.
Si no tienes cosas excitantes en tu vida y no participas de ellas con avidez, entonces estás muriendo de a poco por dentro. La gente exitosa crea objetivos y buscan la manera de lograrlos. Dejan que ese estímulo guíe sus vidas.

12. Tenías objetivos que se hicieron realidad.
A pesar de que las “fallas” son parte de la vida, te has aferrado a tus sueños y a tus objetivos por tiempo suficiente como para hacerlos realidad. Has saboreado varias veces la victoria. Eso es un maravilloso combustible.

13. Tienes empatía con las otras personas.
Una persona sin empatía, está muerta por dentro. La empatía es sinónimo de diseminar amor y energía positiva en el mundo. La gente exitosa lo sabe. Aman a los otros como si pertenecieran a sus familias.

14. Amas profundamente y dejas que otros te amen.
El amor es siempre riesgoso, y muchas veces atemoriza a la gente. Es una de las cosas por las que luchamos, pero también está íntimamente ligado a una de las cosas a las que más tememos, el rechazo. Si abres tu corazón al amor y a ser amado, entonces eres exitoso.

15. Te niegas a ser una víctima.
Sabes que la vida no se ha ensañado contigo. La mayoría de las veces eres el co-creador de tus experiencias de vida. La gente exitosa sabe esto y se niega paralizarse ante las experiencias de la vida. Se levantan y salen a la conquista.

16. No te importa lo que otros piensen.
Sabes que no puedes satisfacer a todos. Sabes que los estándares con los que la sociedad juzga a la gente es totalmente irreal la mayoría de las veces. Por lo tanto, sigue aferrado a tus principios y ama a la persona que eres.

17. Siempre miras el lado brillante de las cosas.
La vida puede estar llena de desencantos, – si eliges verla de ese modo. También puede verse como algo lleno de posibilidades de aprender. Ninguna experiencia negativa se desperdicia si logras aprender de ella.

18. Aceptas aquellas cosas que no puedes cambiar.
Acéptalo – hay cosas que no puedes cambiar en tu vida. Lo único que puedes cambiar es tu punto de vista. Si es posible que cambies tu perspectiva negativa de las cosas en perspectivas positivas, entonces has tenido éxito.

19. Cambias lo que puedes.
Aceptémoslo también –hay muchas cosas que puedes cambiar en tu vida. La gente exitosa no se sienta a aceptar las cosas negativas que pueden ser modificadas. Salen y hacen algo para producir ese cambio.

20. Eres feliz.
Para mí, ésta es la máxima definición de éxito. No importa el saldo de tu cuenta bancaria, o cuán grande sea tu casa o cuantas maravillosas vacaciones te hayas tomado. Si eres feliz, entonces has tenido éxito en la vida.

Es posible que no te reconozcas en muchas de estas 20 cosas, no te asustes. Está bien. Sé feliz al reconocer que has logrado algunas. El resto ya llegarán. Simplemente debes seguir moviéndote.



PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL

VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO 

lunes, 4 de abril de 2016

PROCRASTINAR: ¿COMO DEJAR DE POSTERGAR TUS ACTIVIDADES?

Romper con las inercias y malos hábitos 
La Procrastinación es la acción o el hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse al momento, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. La procrastinación puede llevar al individuo a refugiarse en actividades ajenas a su cometido.

La costumbre de posponer, puede deberse a que la persona tiene una dependencia a diversos elementos externos, tales como navegar en Internet, ver la television, atender a cada momento su teléfono móvil, leer libros, darse una siesta, salir de compras, comer compulsivamente o dejarse absorber en exceso por una rutina diaria, entre otras, como pretexto para evadir alguna responsabilidad, acción o decisión.

Comenzar una tarea es la parte mas difícil para el que tiene la costumbre de postergar. Resulta que cuando pensamos algo como "bueno, tengo que limpiar mi habitación" o "debería salir a correr"; dentro de nosotros comienza un diálogo, una discusión. Quienes discuten dentro de ti son tus pensamientos, los que están a favor de comenzar la tarea y quienes se oponen. 
Cada grupo de ideas expone sus argumentos y entre todos intentan tomar una decisión.

– ¿Lo hago ahora o más tarde?
– Que tal más tarde, ahora no me apetece.
– Pero si no tienes ánimos ahora, ¿los vas a tener más tarde?
– Mmm, probablemente no. No imagino un momento en que tenga ganas de hacer eso.
– Bueno, entonces mejor lo hago ahora.
– Mmm, los haré en 5 minutos... sólo 5 minutos. Bueno, mejor en 15.


Comenzar a hacer algo es difícil por varias razones. Primero, necesitas convencerte de que aquello es verdaderamente necesario; que es importante y necesitas hacerlo. Que no puedes elegir no hacerlo y que tampoco puedes seguirlo postergando. Ya lo has postergado mucho. Una vez que te has convencido, lo siguiente es romper la inercia inicial. Pasar de un estado de comodidad a uno de acción. Lo cuál suele provocar que aparezcan pequeñas quejas en tu diálogo mental. Después comienzas a prepararte, a asumir la posición y comenzar con la labor.

Conforme comienzas a enfocarte en la tarea que tienes en manos las quejas dejan de escucharse. No es que no estén, es que ya no les prestas atención. Conforme te enfocas más y más en lo que estás haciendo el resto del mundo desaparece, incluidos los pensamientos ajenos a la tarea. 


Llegados a éste punto el trayecto es mucho más sencillo, una cosa te lleva a la otra. De repente te das cuenta que no era para tanto, que lo que estás haciendo es sumamente fácil. Incluso comienzas a disfrutarlo. "Cómo diablos no empecé esto antes?" piensas mientras sigues inmerso en lo que haces.

Cuando terminas y admiras el producto de tu trabajo te sientes enormemente satisfecho. "Debería hacer esto más seguido, se siente bien".

Por eso, al momento de comenzar una tarea que te es especialmente difícil, trata no escuchar a tus pensamientos. Elimina todas las distracciones mentales y enfócate en llevar la labor. Hazlo mecánica y metódicamente, observando cada paso con detenimiento, observa tus sensaciones corporales. Si lo haces de esta manera te será más fácil comenzar cualquier cosa. Y no sólo eso, sino que además lo harás mucho mejor al no hacer caso a las distracciones.


Por ultimo un buen tips para realizar las tareas que debes hacer es anotar en una tarjeta o papel las tres cosas que debes hacer inmediatamente. Esto es muy importante para que no te sientas abrumado con tantas y tantas tareas que debes hacer ese día... solo tres, y cuando termines de hacer las tres; anotas de nuevo otras tres actividades urgentes.

Imagenes y titulo adaptados para "DE TODO UN POCO"
Texto original de >  Mente inconforme.com


PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL
VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO 

domingo, 3 de abril de 2016

36 LEYES UNIVERSALES DE VIDA PARA LOGRAR TU CRECIMIENTO PERSONAL

Es hora de que los secretos vean la luz.

Uno de los mayores conocimientos en el desarrollo del individuo es sin duda las leyes universales. El conocimiento de estas leyes hará de ti un ser consciente y libre. Lo creas o no, estas leyes se cumplen, lo creas o no, su aplicación marca la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre la abundancia y la precariedad y entre el pleno conocimiento y la total ignorancia. Si hay alguien que logra el éxito es sin duda por la debida aplicación de estas leyes en su vida.

Aplicarlas en tu beneficio, no solo hará que la abundancia llegue a tu vida, si no que contaminaras de ella a los que te rodean. Esto no se basa en ninguna creencia, si no en conocimiento, creer es ignorar y es para mí una especie de ley no escrita. Las leyes universales no precisan de ningún tipo de credo para que se cumplan, ellas funcionaran y se aplicaran independientemente de lo que creas, así que mejor tomarlas en cuenta para encauzar nuestro propio poder y tomarlo por siempre.

El universo entero está sujeto al cumplimiento de estas leyes, seas humano o no, seas espíritu, seas estrella o planeta. El cosmos al completo está regido por ellas y el orden, depende del cumplimiento a rajatabla de estas leyes. Asimilar estas leyes y aplicarlas de forma correcta y consciente, provocara un vuelco a tu vida y colmara tus deseos de forma increíble, lograras que todo aquello que anheles se transforme en realidad, atraerás aquello que vibre en consonancia contigo, provocaras un cambio radical en tu enfoque, tu actitud mutara hacia formas más positivas, y el miedo y la culpa desaparecerán de tu vida definitivamente.

Una vez que las leas y las comprendas, debes asumirlas y ponerlas en práctica. Es importante que te enfoques debidamente ya que si tomas una actitud negativa, esto llegara a ti en consecuencia. 


Antes de empezar a aplicar este conocimiento es importante un cambio de actitud, en nuestra forma de pensar, en nuestra forma de enfocarnos y en nuestra forma de orar. Es momento de desterrar esas oraciones que nos llenan de culpa y de miedo, que suplican y que nos ponen en nuestra contra. Debemos pedir y agradecer, pero nunca suplicar, ni mostrarnos culpables. Somos poderosos y debemos usar correctamente nuestro poder, usarlo con conciencia y en un beneficio común, la abundancia en unidad es a su vez nuestra propia abundancia.

Estas son las 36 leyes universales, conócelas, asúmelas y aplícalas. Ya no es necesario entrar en logias, escuelas mistéricas y herméticas, ten acceso al conocimiento prohibido durante siglos y que solo algunos iniciados lograban aplicar. Desde el momento en que accedas a este conocimiento, comenzaras a ser libre.

Estas leyes están divididas a su vez en cuatro grupos: las leyes de la vida, las leyes de la creación y las leyes de conciencia y frecuencia superior.

Leyes de la Vida.

1.- Como es arriba es abajo: Esta aplica el concepto de universo fractal, y la asimilación de que todo se repite en el cosmos, la creación que experimentamos es la que se replica de forma sistemática y fractal en todo el universo. Nuestro mundo es solo una réplica a menor escala y tú mismo eres una pequeña fracción del universo.

2.- Como es dentro es fuera: Al igual que la anterior, la direccionalidad es indiferente y la realidad se replica así misma independientemente de la dirección que tome, en este caso concreto es nuestro mundo interior el que se replicara en nuestro entorno, según eres, igual es tu vida. Lo que hay en tu interior contaminara todo aquello que te rodea.

3.- Ley de petición: Nosotros pedimos y el universo escucha. Si necesitas ayuda pídela, pero debemos cuidarnos de actuar allí donde no se nos requiere ya que nuestra ayuda será malinterpretada y desechada, si se nos pide ayuda debemos asumir nosotros las consecuencias de la misma, así que el karma nos repercutirá si nuestra ayuda es incorrecta. A nivel espiritual la ayuda que se pide pasa por la aplicación correcta de nuestra petición. El sí o el no, han de desaparecer de nuestras peticiones, y formular esta petición de forma positiva y alejada de lo material. No debemos pedir “Quiero dinero” si no pedir lo que hará que lo consigas, como un empleo por ejemplo o la correcta consecución de un proyecto.

4.- Ley de atracción: Tu vibración energética provocara que atraigas o repelas aquello que llega a tu vida según tu estado. Atraerás todo aquello igual a ti y repelerás todo lo que no se asemeje a tu estado actual. La aplicación beneficiosa de esta ley pasa por un necesario cambio de aptitud. Tu atraerás a ti, todo aquello que te sea afín, si eres positivo atraerás todo aquello que fluya en tu misma onda, si por el contrario eres negativo y tu actitud es pesimista eso es lo que llegara irremediablemente. Ten en cuenta que una vez atraigas eso que se sienta en sintonía contigo saldrá de tu vida todo aquello que no te reporte lo mismo y se iguale a tu estado.

5.- Ley de la resistencia: Nosotros somos nuestro peor obstáculo, si te resistes te condenaras a repetirlo, debes aceptar lo que llega y dejarlo fluir. No debemos obcecarnos, debemos abrirnos y aceptarnos. Debes repetirte aquello que deseas de forma correcta para que llegue a materializarse. Evitar la resistencia inconsciente a ser felices y ser plenos.

6.- Ley del reflejo: Todo lo que te rodea es un reflejo de ti mismo, cámbiate a ti mismo y cambiaras lo que te rodea. Así de sencillo, no debemos tratar de cambiar nada externo sin antes haber cambiado nosotros. Identifica tu propio reflejo en tu entorno y cambia lo que no te guste.

7.- Ley de la proyección: Nosotros proyectamos en nuestro entorno lo que somos, tanto lo bueno, como lo malo. Asumir que somos parte del problema es el primer paso hacia la solución. Solemos proyectar en otros los defectos que poseemos nosotros mismos, identifica lo que proyectas y sabrás como eres.

8.- Ley del apego: Debemos desapegarnos de todo aquello que nos impide crecer. El apego a sentimientos, materia o personas, impide que nada nuevo llegue a tu vida, solo dejando los apegos comenzaremos a crecer y evolucionar. Nuestra felicidad no depende de objetos, situaciones o personas, soltar esta dependencia te hará un poco más libre.


Leyes de la Creación.

1.- Ley de la atención: Focalizar nuestra atención en aquello que deseas, provocara que el universo conspire para que lo consigas. Pon tu atención de forma decidida y acertada y solo será cuestión de tiempo. La cantidad de atención que dediques a aquello que buscas será proporcional a la cantidad que consigas de aquello que manifiestes.

2.- Ley del fluir: Nada es estático y todo fluye, esta es la premisa básica. No debes enquistar tus sentimientos, ni tus posesiones más preciadas, permite que fluyan y volverán a ti multiplicadas. Fluye con la vida, permite que suceda y llegaras a lo que quieres. Deja que fluyan tus emociones y tus sentimientos, estos son como el agua, si se estancan se pudre, debes permitir que salgan y se manifiesten sin temor como un río, puro y fresco.

3.- Ley de la abundancia: Toma la abundancia como algo innato en ti. Permite que esta llegue a ti y no sientas culpa. Se agradecido y permite que la abundancia llene tu vida. Felicidad, amor, alegría, éxito, prosperidad y generosidad, fluirán en ti, si no lo impides con falsos méritos y creencias culpabilizadoras. Te mereces la abundancia en tu vida y es hora que la disfrutes.

4.- Ley de la claridad: Si eres claro en lo que quieres no habrá ninguna traba para que lo consigas. Cuanto más concreto y más conciso en tu foco psíquico más fácil será su concreción. Conseguir tus metas de forma rápida y concisa dependerá de tu claridad a la hora de enfocarte.

5.- Ley de la intención: La intención es poderosa, más aun que tus querencias y tus deseos. Tu intención es concisa y concreta y por lo tanto rápidamente evaluada y asumida por el universo. Poner una intención correcta en tus actos será suficiente para que estos se concreten y se manifiesten en consecuencia. Esta ley está sujeta al karma y las consecuencias de tus intenciones serán asumidas y sumadas.

6.- Ley de la prosperidad: Eres un ser prospero por defecto. Ser tierra fértil o yerma depende de tu enfoque mental. Esta ley implica un cambio sistemático en tu enfoque para ser aplicada en tu beneficio. Piensa, habla y actúa como alguien prospero y veras crecer los frutos. La apatía, el miedo y la pasividad juegan en tu contra, siéntete capaz, potencia tus virtudes y serás un ser prospero.

7.- Ley de la manifestación: Eres un ser espiritual y estas en contacto permanente con el universo y este tratara por todos los medios darte aquello que le pides y manifestarlo para ti. Enfoca tus pensamientos hacia eso que deseas y se manifestara. Nosotros creamos nuestra propia realidad y esta toma forma a nuestra voluntad, puedes hacerlo de forma consciente o inconsciente. Tener este conocimiento implica que podamos manipular nuestra realidad conscientemente y amoldarla a nuestros deseos, solo debes querer.

8.- Ley del éxito: Se suele relacionar el éxito con los bienes materiales, pero esto no es éxito. El éxito es la total y sincera creencia en ti mismo, la confianza depositada en tus propios actos determinaran el éxito en la consecución de los mismos. El éxito en tu vida es proporcional a la confianza que deposites en ti para lograrlo. Vivir de forma exitosa dependerá únicamente de la fe ciega puesta en ti.

Leyes de la Conciencia Superior.

1.- Ley del equilibrio y la polaridad: Nuestra existencia esta polarizada y nuestra misión es hallar el correcto equilibrio. Si nos alejamos de este centro y nos acercamos a los extremos, la vida nos compensara con lo contrario. Una vida de riqueza, concluirá con otra de pobreza, un verdugo se convertirá en victima como consecuencia. Vivir de forma equilibrada evitara que seamos absorbidos por la polaridad y tengamos que compensar nuestra próxima existencia.

2.- Ley del karma: Toda acción tiene una consecuencia o reacción. Tener presente esta máxima provocara que meditemos todas nuestras acciones y asumamos sus frutos. Todo lo que das tarde o temprano lo recibes. Sea de pensamiento o acción, todo lo que hagamos será sumado y cotejado. Si das amor recibes amor, pero si das odio no esperes otra cosa. Nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestros actos, son bumeranes que una vez lanzados volverán a ti irremediablemente y deberás purgar en tu próxima existencia.

3.- Ley de la Reencarnación: Nada se destruye si no que se transforma. Volveremos a encarnar hasta que somos nuestros propios maestros. La reencarnación está sujeta a la experimentación y el crecimiento espiritual, este comúnmente queda inconcluso tras la muerte y damos un repaso a nuestra existencia y nos quedamos para la próxima aquello que nos quedo por aprender y por saldar. Liquidar estas dos cuentas harán que tu evolución espiritual quede completa y salgas de esta rueda.

4.- Ley de la responsabilidad: Asumir nuestra maestría, es asumir nuestra responsabilidad. Ser responsables de nosotros mismos y de nuestros actos, es el primer paso para ser tu propio maestro. El universo nos da responsabilidades y nos permite manejarlas y comprobar nuestra propia maestría. Tener personas a nuestro cargo, como hijos o enfermos decidirá la medida en que tu responsabilidad habla por ti. El conocimiento y el poder que contrae tú responsabilidad tras un uso correcto de tu sabiduría en tus actos, empleadas en un beneficio común, serán premiadas y conseguirás saldar importantes deudas karmicas.

5.- Ley del discernimiento: Aplica tu intuición en cada cosa que realices. Toma tus decisiones y elije de forma consciente e intuitiva, tu voz interior nunca te engaña, guíate de ella y logra el éxito en aquello que emprendes. Evita el juicio hacia otros, aléjate de programas que coarten tu discernimiento, racismo, sexismo o fanatismos, evitaran que tomes decisiones correctas y discrimines sin oír a tu Yo interno.

6.- Ley de la afirmación: Afírmate constantemente en aquello que te quieres transformar, en lo que quieres realizar y lo que quieres cambiar, asume ese rol y todo se trasformara para que lo consigas. Solemos afirmarnos de forma errónea constantemente, no creemos merecernos nada y nos afirmamos de forma negativa, la mayor parte de las veces de forma inconsciente. Afirmarte en aquello que quieres ser, para convertirte en aquello que buscas.

7.- Ley de la plegaria: Pide con Fe de forma concreta y correcta y te será concedido. Todos nuestros pensamientos son en si mismos plegarias, cuando nos sentimos apenados o preocupados, emitimos una plegaria negativa. Debemos centrarnos y formular nuestras plegarias de forma positiva, estamos en contacto directo y permanente con la fuente. El universo nos escucha y toma nota, el resultado a tus plegarias llegara a ti, si el resultado es correcto en tu existencia o te ayuda de algún modo a crecer.

8.- Ley de la meditación: Al contrario que la plegaria donde nosotros le hablamos a Dios, en la meditación somos nosotros los que le escuchamos. Silenciar nuestra mente para que llegue a nosotros su conocimiento. Busca el conocimiento a través de la meditación y este te será dado. Medita todas tus decisiones y llegara a ti la sabiduría que necesitas para crecer. Esta meditación no requiere un ejercicio especial, solo calla y escucha, la respuesta te llegara cuando esta, te sea realmente útil y precisa.

9.- Ley del desafío: Es la herramienta para la evolución espiritual en la que el libre albedrío será nuestro canal. A lo largo de nuestra existencia seremos constantemente desafiados y nuestro libre albedrío nos hará solventar estos escollos. Ser tentados espiritualmente por otros entes que nos rodean y nos desafían a realizar ciertos actos o repetirlos de forma sistemática y constante, dependerá de nuestra capacidad de estar despiertos y atentos e identificar estos desafíos, para salvarlos de forma adecuada a través de nuestro poder de elección. Siempre serás sometido a estos desafíos y tu capacidad de elección será la que en último instante haga que concluyas con éxito.

Leyes de Frecuencia Superior.

1.- Ley de frecuencia y vibración: Somos fuentes de energía en constante vibración y en una determinada frecuencia. Todo en el universo esta vibrando a una determinada frecuencia, y dependiendo de esta, será más o menos densa su materia. Nuestro planeta es de por si un orbe de baja densidad, por ello somos seres físicos. Nuestras emociones influirán en nuestra vibración, siendo el miedo la frecuencia más baja y el amor la más alta. 

Todas las bajas vibraciones, están relacionadas con sentimientos y pensamientos negativos, ellos harán que bajes tu frecuencia y por defecto tu universo se amolde a este estado, si por el contrario tus emociones son positivas, eres alegre, amable y empático, elevarás tu frecuencia y vibración. Las frecuencias están divididas en grados de densidad, cuanto más elevada es la frecuencia vibracional, menos denso será el cuerpo físico (esto se suele confundir con dimensiones). Los distintos estados de densidad física están limitados por nuestra capacidad de emitir vibraciones positivas, siendo la más elevada el contacto directo con la fuente o Dios.

2.- Ley de milagros: Los milagros son la consecuencia de una existencia correcta. Hay unas pequeñas señales que permanente te indican que estas en el camino correcto y la consecución es, tu propia divinidad. Nada es casualidad, si no la causa de tu propio crecimiento espiritual. Estate atento y lee las señales, estas está ahí para comunicarte que lo estás haciendo de forma correcta, esas corazonadas y esas coincidencias serán la pauta. Según vayas viviendo en el amor incondicional y utilizando el perdón de forma sincera, tu karma se verá aliviado y los milagros se irán materializando.

3.- Ley de sanación: Somos nuestros propios sanadores. Los pensamientos y los sentimientos negativos provocaran tu enfermedad, transmútalos y logra tu propia sanación. Enquistar nuestros sentimientos oscurecerá el ser de luz que eres. Somos energía y esa energía es luz (la suma de todos los espectros), sonido (vibración) y color (cada color está asociado a una emoción), variar cualquiera de estos factores o potenciar unos sobre otros nos provocaran enfermedad y solo equilibrándonos sanaremos.

4.- Ley de purificación: Somos seres puros en esencia. La negatividad y los malos sentimientos empañan y ensombrecen este estado. Purificarnos pasa por limpiarnos de toda esa herrumbre negativa que vamos acumulando con la sucesión de experiencias y dramas que inundan nuestras vidas. Purifica no solo tu cuerpo y tu mente, también purifican tu entorno, evita las influencias negativas que emiten aquellos que están en tu entorno o los que te llegan a través de distintos medios. Todo ello ira dejando un poso en tu inconsciente que finalmente se reflejara en tu vida.

5.- Ley de perspectiva: Nuestra perspectiva tendrá la capacidad nuestro entorno. El ejemplo más claro es el tiempo, según nuestro estado de ánimo y nuestra perspectiva este transcurrirá más lento o más rápido. Si estamos en una situación de hastío los minutos nos parecerán horas y si estamos cómodos y alegres las horas parecerán minutos, incluso en situaciones de estrés extremo o pánico, el tiempo parecerá congelarse. Todo esto es solo un punto de vista, lo bonito o feo, lo bueno y lo malo no existen es solo nuestra perspectiva la que otorga las etiquetas a las cosas, todo será según tu propio punto de vista cree que es.

6.- Ley de gratitud: Se agradecido. Cuando la abundancia y el éxito lleguen a ti, evita que te transforme, da las gracias por lo que recibes y permite que esa energía siga su camino. Permitir que todo fluya de manera adecuada y agradecer todo lo que llega a nuestras vidas. Porque sea para bien o para mal, deberás sacar una enseñanza de esa experiencia, luego se agradecido con todo aquello que te toca, no eres lo que tienes, si no lo que necesitas para tu crecimiento.

7.- Ley de bendiciones: Con nuestra bendición emitimos hacia aquellos que nos necesita nuestra energía positiva. No precisamos un ritual o una oración concreta, solo nuestra presencia, nuestro apoyo y enfocar nuestros pensamientos positivos hacia esa persona que nos necesita. Bendecimos con nuestro amor incondicional a aquellos que nos piden ayuda y les otorgamos la posibilidad de trasformarse con esa energía emanada de nosotros.

8.- Ley de decreto: El poder del verbo. Todo aquello que decretamos queda concretado. Debemos cuidarnos de decir según qué cosas ya que el universo hará lo posible por traérnoslo, él no conoce la ironía ni el doble sentido, así que mucho cuidado con lo que decimos. Al decretar firmamos un contrato con el universo, el verbo es vibración y todo en el universo vibra, esa vibración es recibida y reflejada en tu mundo. Decretar, es la plegaria más rápida y directa, su consecuencia es a veces casi instantánea y no serán pocas las veces que dirás “si antes hablo antes sucede” en realidad eso es así porque lo has pedido.

9.- Ley de Fe: La fe se atribuye erróneamente al fervor religioso. La fe es un sentimiento puro emitido desde nuestro corazón y una firmeza en algo que sabes desde lo más profundo que es así. La fe en su pureza trasciende cualquier otro sentimiento, no es posesivo y se emite de forma universal, en plena comunicación con el cosmos. La fe en uno mismo es la pieza fundamental de todo éxito, la confianza ciega en tu capacidad y tu talento, convierten la fe en un aliado poderoso luchando a nuestro favor.

10.- Ley de gracia: Es la consecución del alivio karmico. Una vez hemos evolucionado lo suficiente espiritualmente la gracia llega a nosotros y los elementos insólitos y milagrosos se sucederán en nuestro entorno, para celebrar tu graduación existencial. Te has convertido en tu propio maestro el conocimiento y la sabiduría te son otorgadas y la misericordia obra a través de tus actos. Has entendido el juego y juegas de forma consciente.

11.- La ley del Uno: Todos somos uno. No puedes aplicar ninguna de las leyes anteriores sin entender que todos si exclusión tenemos un mismo origen y manamos de la misma fuente. Somos una misma cosa y partimos de una misma conciencia. Dios es todo y todo somos Dios, es la máxima que deberás aplicar, deberán entender que no fuimos creados por él, si no que formamos parte y vivimos en él. Dios no es algo externo a nosotros, ni se encuentra en un templo, Todo es Dios por lo tanto allí donde estés estarás con él.

Imagen y titulo adaptados para "DE TODO UN POCO"
Texto original de >  Formarse.com.ar/



PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL
VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO 

viernes, 1 de abril de 2016

Y TU: ¿ VIVES O EXISTES ? CONOCE LA DIFERENCIA


Una cosa es estar vivo y otra muy distinta vivir la vida. Y es que todas las personas que habitan la tierra están vivas, sin embargo, muy pocos son los que viven de verdad.

¿Sabes a qué me refiero?

La mayoría de la gente sólo se dedica a transitar por la vida y a "vivir"  el tiempo que le ha sido regalado, haciendo lo mismo día tras día de forma automática, sin detenerse por un instante a pensar qué es lo que desea lograr y a dónde quiere ir. Es decir, está viva pero no vive.


Y tú… ¿vives o simplemente existes?... Vamos a comprobarlo.

Existir es:

  • Ver pasar la vida día tras día, delante de tus ojos y de tus narices.
  • Dejarse arrastrar por la “corriente” de la vida.
  • Poner tu futuro en manos de la suerte.
  • Sufrir la vida.
  • Comportarse cómo una víctima.
  • Permanecer estancado en el pasado o en el futuro, perder el presente.
  • Estar “dormido” o con la mente distraída de la realidad.
  • Dejar escapar las oportunidades.
  • Tener miedo.
  • Darse por vencido, tirar la toalla.
  • Ir del trabajo a casa y de casa al trabajo, hacer lo mismo día tras día y estar sumergido en una constante monotonía.
  • Estar triste, enfadado, de mal humor, ser negativo, quejarse con frecuencia.
  • Perder el tiempo.
  • Conformarse.

Vivir es:

  • Mucho más que simplemente respirar y estar vivo.
  • Tomar las riendas de tu vida y tratar de dirigir tu vida allí donde deseas.
  • Experimentar la vida, contemplar el paisaje, disfrutar del viaje, saborear cada momento.
  • Aprovechar la vida y emplearla con algún fin, tener un propósito o una misión que cumplir.
  • Arriesgarse, atreverse, atrapar cada instante.
  • Ser consciente, estar despierto, tener los ojos abiertos, reflexionar.
  • Aprender, avanzar, mejorar, amar, sonreír, luchar, creer, tener fe, confiar, compartir, dar, soñar, ayudar.
  • Permanecer presente en el presente.
  • Hacerse responsable.
  • Aprovechar las oportunidades que se te presentan.
  • Superarse, caerse y levantarse, fracasar, persistir y lograrlo.
  • Valorar lo que se tiene, sentirse satisfecho.
  • Ser feliz.

En conclusión: 

- Vivir la vida es tomar conciencia de la gran suerte que tenemos por el simple hecho de estar vivos.

- Vivir la vida es levantarse cada día con el objetivo de aprovechar al máximo cada segundo compartiéndolo con aquellas personas que más nos importan y dedicándolo a lograr lo que deseamos.

- Vivir la vida no es sólo respirar sino que implica soñar y además perseguir nuestros sueños.

- Vivir la vida es tener metas y propósitos que la den sentido.

- Vivir la vida es intentarlo, caerse y levantarse para volver a intentarlo. Así hasta conseguirlo.

- Vivir la vida es esforzarse sin rendirse.

- Vivir la vida es querer ser feliz.

Y tú, ¿vives la vida o simplemente estás vivo?





PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL
VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO 

lunes, 31 de agosto de 2015

21 TIPS PARA OBTENER UNA EXCELENTE PERSONALIDAD Y CARACTER !!


El carácter es posiblemente la esencia más importante que una persona puede tener, ya que define quién es como ser humano. 
Fortalecer el carácter es convertirse en una persona productiva dentro de la esfera de influencia de uno mismo.

Aquí tienes algunos consejos para fortalecer tu carácter y mejorar tu personalidad.

1. Conoce lo que constituye la fortaleza en el carácter.
La fortaleza del carácter consiste en tener las cualidades que te permiten tener el control sobre tus instintos y tus pasiones, de dominarte a ti mismo y de resistirte a las innumerables tentaciones que tendrás que afrontar constantemente. Además, la fortaleza en el carácter liberará tu mente de preferencias y prejuicios, y también trata de fijar la tolerancia, amor y respeto hacia los demás.

2. Comprende por qué la fortaleza de carácter es importante para ti y especialmente para otros:

  • La fortaleza de carácter te permite llevar a cabo tu voluntad libremente, mientras que a la vez te permite superar contratiempos. Te ayuda a cumplir tus objetivos al final.
  • Te permite indagar en las causas de la mala fortuna en vez de sólo quejarte, como hace mucha gente.
  • Te da el coraje de admitir tus propios errores, frivolidades y debilidades.
  • Te da la fuerza para tener un punto de apoyo cuando todo se gira en tu contra, y a continuar hacia adelante enfrentándote a los obstáculos.

3. Empatiza. 
La forma más importante de fortalecer tu carácter: mostrar empatía hacia otros, especialmente las almas más débiles, y querer a los demás como te quieres a ti mismo. Esto puede tener un precio, causando que tengas que examinar tus propios motivos para que puedas sentir empatía desinteresadamente. Empatizar es diferente de simpatizar en denotación, ya que empatizar requiere que te proyectes a ti mismo y te comprometas como sea necesario (entrar y ayudar a despejar el camino de la otra persona);[1] mientras que la simpatía implica una reacción emocional pero pasiva, como escuchar, mirar e imitar sin tener que extenderte.

4. Busca la verdad.
Favorece la razón sobre las emociones puras. Una persona con un carácter fuerte examinará los hechos usando la cabeza y no tendrá preferencia/prejuicios por los sentimientos del corazón. Resuelve la mayoría de los problemas usando la razón y evita liarte con el caos de tus emociones, dándote cuenta de que aunque tengas premoniciones y atracción, la razón debe prevalecer en la evidencia.[2]

5. No seas ni pesimista ni optimista, sino un líder.
Un pesimista se queja del viento, un optimista espera que las condiciones adversas del viento mejoren, pero el líder ajusta las velas y se asegura de que puedan aguantar sin importar el tiempo.

6. Ten cuidado con los impulsos irracionales. 
Aristóteles y Aquino consideraban que hay siete pasiones humanas: amor y odio, deseo y miedo, alegría y tristeza e ira. Aunque son buenas por sí mismas, estas pasiones pueden evitar nuestro intelecto y causar que nos dejemos llevar por cosas equivocadas: comer demasiada comida, temer a cosas irracionalmente o dejarnos abrumar por la tristeza o la ira. La respuesta es buscar siempre antes de saltar y practicar buenos hábitos para liberarte de la esclavitud de tus pasiones. Apetitos sensuales desorbitados son señal de un carácter débil; la habilidad de retrasar (suspender) satisfacción y practicar autocontrol es un signo de fortaleza.

7. Confórmate con lo que tienes (no imites). Aprecia tus propios valores y aquello que tienes. Imaginar que la hierba es más verde en otro lugar es una receta para la infelicidad de por vida; recuerda que hacer eso es proyectar tus suposiciones sobre las vidas de otros. Es mejor centrarte en cómo vives tú.

8. Sé valiente para tomar riesgos calculados. Si evitas la batalla, tendrás que dejar pasar la victoria y la alegría que conlleva. No seas cobarde ni distante, ni evites tus deberes por derecho, sino sé valiente para contribuir con tu parte al progreso de la humanidad.

9. Descarta las sugerencias externas contrarias a tus metas. 
Cada individuo tiene su interés en mente, sea consciente o inconscientemente. No impongas tu voluntad sobre los demás, ni permitas que otros impongan la suya sobre ti. Mantente al tanto y acepta que diferentes personas tendrán distintas sugerencias, y no puedes complacer a todo el mundo. Encuentra el camino correcto y síguelo, sin desviarte a la derecha o a la izquierda. Contrólate y nunca abandones el camino correcto.

10. Aprende a ser positivo y evita el mal. Busca paz y persiguela con seriedad. No aspires por metas personales que pisoteen las necesidades de los demás, sino aspira a motivos nobles y que valgan la pena para beneficiar la sociedad en general. Si buscas adquisiciones personales, entrarás en conflicto con otros y, al final, fracasarás inevitablemente. Si buscas el bien común, todo te beneficiará y también estarás satisfaciendo objetivos personales.

11. Aprende a controlar tus sentimientos. Evita permitir que otra cosa que no sea la razón dicte tus decisiones en la vida diaria. Puede ser difícil, y a veces imposible, no ceder a los sentimientos de lo más profundo de tu alma, pero puedes aprender a suprimir sus manifestaciones y vencerlos confiando en el sentido común y el buen juicio.

12. No seas ni pródigo ni avaro; busca situarte en el medio. 
La habilidad de encontrar un término medio es la señal de un carácter fuerte capaz de resistirse a los extremos.

13. Mantén la calma. La tranquilidad es un estado de calma que te permite concentrarte y reensamblar tus pensamientos divergentes y meditar con provecho. La contemplación lleva a ideas y las ideas llevan a oportunidades, y las oportunidades al éxito. La tranquilidad es un sine qua non (es indispensable) para un carácter fuerte. Sin tranquilidad, no puede haber fuerza en el carácter. Sin tranquilidad, la pasión puede sobrecalentarse, convirtiéndose en un deseo intenso e interfiriendo con el sentido común. La tranquilidad no es la enemiga de los sentimientos, pero sí su reguladora, permitiendo su correcta expresión.

14. Céntrate en lo positivo de la vida y dedícale poco tiempo a lo negativo.
Un médico le dijo una vez a una mujer joven quejándose de todo tipo de problemas, para los que le pedía una cura: “No pienses en ellos: es la más poderosa de las curas”. Los dolores físicos y mentales pueden aliviarse con esfuerzo de voluntad para distraer la mente en canales opuestos, y exacerbarse si les das demasiadas vueltas.

15. Oponte al fatalismo. 
Cada uno es responsable por su desarrollo y fortuna. Aceptar el fatalismo, que es, creer que el destino es de alguna manera inamovible, es desalentarte de intentar todas las iniciativas para mejorar tu vida y mejorarte a ti mismo. El destino es ciego y sordo; nunca nos escuchará ni nos tendrá en cuenta. En su lugar, recuerda que solucionar calamidades y cambiar el destino a mejor son siempre formas de fortalecer tu carácter y mejorar tu vida. Busca tu felicidad; no esperes a que otro u otra cosa lo haga por ti, porque nunca pasará a no ser que perseveres.

16. Ten paciencia (para fijar, persistir y seguir tus objetivos a corto, intermedio y largo plazo: 
que es progreso? (éxito). El éxito es un progreso, no un destino. Una persona con caracter fuerte no se dará por vencido cuando se enfrente a obstáculos, sino que perseverará hasta el final y superará los obstáculos. Aprende a retrasar las gratificaciones en la vida, aprende a esperar como parte del progreso y aprende que el tiempo puede ser tu amigo, tiempo para aprender, aplicar y ver crecer. También ayuda saber qué batallas valen la pena, y cuando dejar las cosas como están; a veces dejar ir es aceptar un regalo de la vida en vez de aferrarse al hundimiento del barco.

17. Conquista tus miedos.
La timidez es un obstáculo que superar. No consideres supersticiones basadas en observaciones superficiales, pero acepta hechos basados en razones sólidas. Evita construir los cimientos en arena, y elige en su lugar construirlos en roca. Cuando hayas vencido el miedo, tendrás la fuerza de carácter para pensar, resolver y actuar de manera victoriosa.

18. Igual que un jardinero tiene que quitar las malas hierbas del huerto, tienes que deshacerte de todos los pensamientos débiles que actúan como malas hierbas minando tu fuerza.
Ten cuidado con las emociones excesivas y atribúyeles la importancia exacta. Cuando estés preocupado con alguna emoción abrumante, inmediatamente manténte ocupado con otra cosa durante 15 minutos, hasta una hora. 
Muchos grandes guerreros han perdido sus vidas por reaccionar impetuosamente a insultos y salir a pelear de manera prematura contra sus mofadores sin la preparación adecuada, actuando simplemente de manera impulsiva. Aprende a vencer esta debilidad con práctica, recordando que la ira es un vicio común en la gente con un carácter débil.

19. Practica el aplomo, prudencia, criterio y cautela en los negocios.
Cultiva tu mente con lógica y conduce tus asuntos en consecuencia.

20. Sé siempre honrado en todas las cosas y todos los aspectos de la vida. Si eres deshonesto, eres deshonesto contigo mismo, y eso es un asalto contra tu propio carácter.

21. Por último, destaca donde quiera que vayas, y hazlo lo mejor que puedas en lo que sea que hagas.
Trabaja duro y evita la ociosidad como la plaga. Del mismo modo, aprende a apreciar el tiempo libre de calidad por su habilidad para revitalizar e inspirar tu vuelta a las buenas obras.
Anuncio


Consejos:

  • Haz ejercicio físico para entrenar tu resistencia. La mente y el cuerpo interconectan, así que entrena tu resistencia física para fortalecer tu resistencia mental.
  • Sé un buen amigo. Dedícate a tu amigo y sacrifícate. Nunca guardes rencor y no prestes atención a incidentes pequeños. Vive en armonía con los demás. No seas egoísta: siempre piensa en los intereses de los demás.
  • Sé un hombre de palabra y resiste la tentación de las mentiras; la verdad refuerza el carácter. Aprende también a tomar decisiones.
  • Sé feliz. La felicidad es salud. La felicidad te da fuerza para superar la monotonía y disipar el aburrimiento en la vida. Te permite aprovechar las cosas. La felicidad es un estado mental. Se ha observado que hay más sonrisas en las caras de la gente con medios modestos que en la de los ricos banqueros de Wall Street.
  • Ten disciplina y autocontrol. Evita los malos impulsos (incluyendo trabajos destructivos o acciones de las que te vayas a arrepentir luego), y comportamientos obsesivo-compulsivos que se convierten en un hábito y deforman el carácter.

Imagen y titulo adaptados para "DE TODO UN POCO"
Texto original de la pag. >  Wikihow.com


PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL
VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO 

viernes, 21 de agosto de 2015

50 RAZONES PARA NO PERDER LA MOTIVACIÓN DE REALIZAR TUS SUEÑOS Y CUMPLIR TUS OBJETIVOS


Cuando empezamos algo es un momento mágico. Sentimos que es especial, tenemos mil ideas, estamos cargados de energía. No nos importa hacer esfuerzos porque nuestro corazón nos dice que vamos a conseguirlo. Estamos ilusionados y eso no mantiene con todo nuestro empuje. 

¿Quieres saber cómo no perder la motivación cuando pase el tiempo?

Cuando pasa un tiempo… hemos perdido impetu… ya no tenemos la misma fuerzas ni ganas. Estamos cansados y no vemos los resultados que nosotros esperábamos, esos resultados que nos habíamos planteado sin saber si eran realistas o no… Pero bueno, eran nuestros objetivos y a por ellos que íbamos.

Cuando pasa aún más tiempo… te estás planteando dejarlo. Estás cansado y ya no tienes ganas de continuar, has puesto todas tus fuerzas, has probado todo lo que se te ha ocurrido y aún y así no ves resultados. Incluso puede que no hayas llegado a llevar a cabo el proyecto realmente, pero antes de empezar ya tienes ese pensamiento.

¿Te has sentido así? Todos solemos funcionar siguiendo este comportamiento.

Es difícil no perder la motivación cuando no ves resultados de inmediato, por eso, necesitas tener herramientas a las que recurrir para no olvidarte de tus propósitos y poder volver a ponerte en contacto con esa ilusión inicial cuando necesites una dosis de energía positiva.

Lo más frecuente es que este bajón de motivación venga provocado por nuestras inseguridades y miedos reflejándose en el exterior como un bombardeo de preguntas del estilo “¿Esto que estoy haciendo vale la pena? Estoy dedicando mucho esfuerzo y no veo resultados” o “¿Cómo voy a hacer yo eso? No tengo suficiente experiencia o conocimiento o no conozco el tema en profundidad.”. 

Otras frases que nos asaltan son “No voy a aportar nada nuevo, hay mucha gente haciendo eso ya y yo no tengo nada especial que aportar, así que será mejor que no lo haga” o incluso “es que ya no tengo edad para hacer estas cosas” o “no tengo suficiente experiencia para hacer esto”.

Todo esto son frases que te manda tu crítico interior. Tu crítico interior no te tiene manía, lo que pasa es que te está totalmente asustado de que salgas ahí fuera y empieces a explorar territorio desconocido porque no sabe cómo te van a ir las cosas, y por eso te intenta disuadir. Él no sabe si pueden ir bien, así que ante la duda, prefiere no actuar… No te enfades con él, sólo tiene miedo, aprende a aceptarlo tal y como es.

Cómo no perder la motivación. Te propongo una cosa…

¿Eres capaz de encontrar 50 razones para llevar a cabo tu meta?


¿Por qué quieres hacer eso? ¿Qué te motivaba al principio? ¿De dónde sacabas esa ilusión que tenías?No perder la motivación

Si estás al principio de tu proyecto, negocio, relación o lo que sea que empieces, es el mejor momento de hacer esa lista, porque la escribiremos desde la ilusión del momento.

Además de escribir por qué quieres conseguir esa meta que te has propuesto, hay muchas otras más razones, te pongo a continuación una lista de preguntas que pueden ayudarte a aclarar tus propios motivos:

¿Cómo te sentirás cuando lo consigas? Cuando lo consiga me sentiré ….. genial, pletórico, realizado, contento, emprendedor, profesional… lo que se te ocurra, no te quedes sólo con una opción.

¿Cómo serán tus días? Cuando lo logre, mis días serán ….. más tranquilos, en familia, activos, con más horas para mí… lo mismo que en el punto anterior, piensa en qué cambiarán tus días y pon todas las opciones.
¿Qué reto personal habrás conseguido? 

Personalmente, cuando lo logre habré ….. conseguido mi mayor reto hasta el momento, cumplido mi sueño de ejercer mi profesión o la profesión que siempre he querido, aprendido mucho por el camino y podré enseñar a otros…


 ¿Qué mejorará en tu vida? Al conseguir esta meta ….. mejorará mi situación económica, tendré más tiempo para pasar en familia, tendré tiempo para hacer la formación que tanto quiero hacer…
¿Qué desaparecerá de tu vida? Al lograrlo ya no… tendré que tratar con personas que no me gustan, tendré que trabajar hasta tan tarde, estaré desmotivado…

Es importante tener claro también las cosas que desaparecerán de nuestra vida cuando consigamos la meta a la que queremos llegar. Cosas que ahora no nos aportan nada o incluso cosas que no queremos que estén en nuestra vida.

Recuerda siempre que las cosas no van a aparecer en tu vida de la nada. Si no te gusta tu situación actual, ¿cómo crees que será dentro de 5 años si no haces nada para cambiarla?

La clave para conseguir nuestra meta es pasar a la acción, sin duda, pero además, no pierdas de vista tus razones para llevar a cabo tus objetivos.

En momentos de bajón, coge tu lista y lee en voz alta tus razones, escúchate decir todas las frases, recuerda la ilusión inicial, contacta con ella, abrázala de nuevo y utilízala para coger impulso y volver a cargar pilas.... ¡Utilízala para motivarte!

Imágenes y titulo adaptados para "DE TODO UN POCO"
Texto original de la pag. >  Avanzar en positivo.com


PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERAL
VER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO 

COMPARTIR

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...